El Ego, el Superego y el Ello

 

Hemos pasado  de verdaderas Hijas de Puta a encontrarnos con maleantes del Mete y Saca, Saca y Mete, y nos encontramos con nuestro Ego, que lo superamos en nuestro día a día con Superegos  y acabamos cogiendo el Ello.

Seguramente no entenderéis nada visto así, yo seguramente si no hubiera vivido dicha experiencia tampoco lo entendería. O al menos, una con los años empieza a ser mas sincera consigo misma. Hoy es una intromisión a mi interior, pero nunca esta de más revelar secretos ocultos, ¿no?

No hablaré profundamente de los estados del Ego , Superego ni de filosofía pura y dura. Más que nada que no estudiado ello y soy consciente de mis limitaciones en dicha materia. Vamos a darle, como últimamente hago, un vuelco a dichos términos….

 

 

EL EGO

Me he visto últimamente inmersa en una especie de “relación” sentimental. Como siempre mi predisposición para el tema es nula. Por lo tanto, las consecuencias y los fines siempre son los mismos. Cero. Supongo que cuando uno empieza algo es importante tener voluntad e interés por ello, si esto se reduce a Cero. La resolución de la ecuación es sencilla. Cero.

Mi Ego, desde que dejé una relación hace dos años no me permite involucrarme sentimentalmente a ninguna persona. ME cierro, me niego, me intolero a mi misma el sentir como en un día hice. Supongo que la repetición de la perfección, es imposible. Por lo tanto, me niego en creer que me vuelva a suceder. No obstante, gratamente, me sorprendo conociendo a personas maravillosas que le dan un qué de color a mi extraña vida. Digo extraña, porque es tan limitada que es dedicación plena a mi misma. Soy una narcisa de los nuevos tiempos. (No es políticamente correcto lo dicho, soy consciente de ello… )

Así que sin mas creyendo en la utopía de que alguien es capaz de hacerte repetir tales sensaciones, poco a poco te vas autoengañando  y te vas dejando querer. Es que , amigos míos, ¿qué es la vida?  Sin un poco de amor….  Como dice la canción de los Beatles “Only need is love, love is all you need”.

Así que experimenté, jugué un poco con mi  Ego. Él me decía que éste podría ser alguien que despertara lo que un día murió en mí. El amor.

 

 

EL SUPEREGO

Las personas por una extraña sensación, cuando todo nos va en contra y cuando todo es el opuesto, tenemos el misterio oculto de luchar por ello. Nuestro Superego no nos deja ser coherentes, y empezamos a encontrar explicaciones y significados a la surrealidad de la vida y de las relaciones.  Supongo que en su día lo que era el amor, las luchas interminables por el ser querido y esa pasionalidad del querer, nos hace pensar, que si alguien se cruza en tu vida es por algo. Y con ello todo tiene que haber una finalidad. Normalmente en el amor romántico de las mujeres es el hecho de que sea nuestro maldito príncipe azul. No obstante, siendo una consciente de que lo tuvo y lo perdió, piensa que debe luchar contra esos fantasmas, y en la ecuación del cero, seguir luchando por un cero.

Allí es dónde interviene nuestro Superego, el luchar, luchar y luchar por algo que no tiene fundamento, que no tiene ninguna finalidad, que no tiene ningún que, pero por la extraña inconexión de la vida, piensas en sandeces y cuentos de Hollywood. Así te pasas meses engañándote y creando que esa persona que desde el minuto cero sabías que no te aportaría nada mas que un cero, luchas por un cero.

 

 

EL ELLO

 

El ello es esta reflexión mía que os hago. El ello es el pensar negativamente que nunca  volveré a tener una sensación tan extraordinaria como tuve en su día. Con lágrimas escribo estas últimas líneas del blog de hoy.

Con lágrimas os trasmito, que no sólo vivimos una crisis económica. Que en nuestras generaciones sobrevivimos a  una crisis de sentimientos, de emociones y de relaciones pérdidas. Nos hemos convertido en  individuos, al menos yo, fría y distante. Me he convertido en una persona que no es capaz de sentir el menor apego afectivo por nadie. Que se ha convertido en un trozo de hielo, que el estar con mi familia, con mis amigas e involucrarme al máximo en mi trabajo es mí día a día. Y lo que un día me hizo llenar páginas y páginas de mis diarios, se ha convertido en algo que duele, algo horroroso, algo que no quiero ni por asomo en mi vida. Y es el amor. Para mí el amor también esta en crisis.

 Nadie quiere complicar ni un minuto de más su vida. Nadie quiere el dejar a un lado los sacrificios individuales por el sentimiento que pueda tener hacía una persona. Nadie es capaz de descargar la mochila, y aún menos llenarla con una nueva vivencia. Nos hemos convertido en seres gélidos, apáticos, insensibles e indiferentes. Donde la concepción del amor, no es mas que un problema, una carga, un estrés añadido a la carga diaria que supone el trabajo, los conflictos y la sociedad en general.

Con lágrimas os sigo diciendo…. que lo que en su día mas valoré y mas me lleno, hoy detesto, rechazo y lo niego en mi vida. Y es el amor que pueda sentir hacía otro hombre. No sabéis lo que duele, el  querer y no poder……….. el querer sentir amor y no poder…… el querer abrir tu corazón tu alma y no poder…….. Y aquí me abro totalmente a vosotros. Es muy fácil culpar a quiénes te rodean de sus limitaciones y de sus bloqueos, pero la cobardía no nos hace ver, que el verdadero problema es una misma. Que espera que los demás se abran y muestren su amor, ¿Pero para que van abrir el amor? Si yo misma no soy capaz de darlo…….. Uno cuando quiere dar amor lo da, sin esperar recibir nada a cambio. Sin pensar en las consecuencias. Por lo tanto, uno no puede pedir lo que no puede dar.

 Pero es que cuando uno a pérdido la fe completa del amor, como yo lo hice hace dos años, por mucho que su Ego y su Superego le intenten hacer creer algo, la ecuación y el resultado, siempre el mismo. CERO.

 

Espero un día volver a escuchar esta canción y que realmente me despierte algo que no solo bonitas palabras…………. Los Beatles dicen que es fácil, quizás la fe vuelva o quizás no …..

 

 

Continua, siempre continua …………